La psicología del inversor: Los 7 pasos para domar tu mente

La mente es clave en las inversiones y también es el gran rival a vencer. Estos son los mejores tips para convertirte en inversor.

November 6, 2020

"No des la felicidad de muchos años, por el riesgo de una hora" - Tito Livio

En su libro La estrategia de las Tortugas, Curtis M. Faith comparte herramientas y metodologías que lo han llevado a ser reconocido como un exitoso trader. El autor señala como uno de los principales enemigos el llamado sesgo cognitivo, un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento de lo percibido, lo que lleva a una distorsión, juicio inexacto, interpretación ilógica, o lo que se llama irracionalidad, que se da sobre la base de la interpretación de la información disponible.

Tanto si operas de forma manual como si operas con Brainy, nuestro bot de inversión, es importante considerar algunos factores que pueden perturbar nuestra mente, para poder dominarlos y ser un inversor exitoso.


#1 Conocer tus emociones

Entre los diferentes actores del mercado, aquellos que se identifican con un perfil de operación dinámica (trader) buscando resultados rápidos, requieren mucho mayor conocimiento de la mente humana que un conocimiento de tipo económico-financiero, también llamado fundamental. 

La operaciones que realizan los traders será siempre de mayor riesgo al asociarse con elementos emocionales. Los propios traders reconocen esta condición y confiesan que están expuestos a experimentar con mayor frecuencia -respecto a un inversionista tradicional-, emociones como las siguientes:

Esperanza: “Seguro ahora me va a ir bien”.

Miedo: “No puedo tomar otra pérdida; me voy a quedar en ésta hasta que gane”.

Avaricia: “Estoy haciendo mucho dinero, ahora voy a doblar mi posición”.

Desesperación: “Este sistema de operación no funciona; ¡sigo perdiendo dinero!”.

Es importante que reconozcas esas emociones, para no dejarte simplemente llevar por ellas. No se trata de eliminar las emociones, se trata de detectarlas.

Una vez que reconoces esa emoción, puedes actuar como a ti te interesa, pese a que las emociones te tienten fuertemente a que actúes de otra manera. Eso es control emocional.


#2 Asumir el desafío

Muchos traders tienen el llamado sesgo a la inmediatez. La manera de ponderar con mayor peso o dar más importancia a datos o experiencias recientes que a la histórica. Las pérdidas de los últimos dos meses pueden pesar mucho más que las operaciones exitosas realizadas seis meses antes. Esta condición, propicia también duda y afecta los procesos de decisión.

Pero la realidad es que hacer trading se parece más a una maratón que a una carrera de 100 metros. 


#3 Desterrar la aversión a la pérdida

Algunas personas prefieren evitar pérdidas sobre adquirir ganancias. Muchos prefieren no arriesgar su dinero en una inversión, aunque haya posibilidades de tener ganancias. 


Es importante que podamos asumir un riesgo porque, quien no arriesga no gana. La inversión siempre debe representar una parte de tu capital que estés dispuesto a perder.


#4 Evitar el efecto de “dinero destinado”

La sensación (idea) de que el dinero que ha sido destinado a una inversión o gasto es más valioso o importante que cualquier gasto o pérdida asociado al mismo a futuro producto de un error. Para un trader, el ejemplo es tomar una posición de $10,000 esperando ganar $2,000 (20%). Si no sucede y pierde $1,000, muchas veces le resulta difícil vender. Más tarde pierde $2,000 (su posición en $8,000) y entre más pierde, más difícil le resulta salir.


#5 Si ganas, ¡sigue apostando! 

Muchos traders venden cuando el precio de una acción sube por miedo a perder lo ganado. Luego, se pierden las grandes subidas del mercado, las cuales marcan la diferencia.

La paciencia es clave en el mundo de las inversiones.


#6 Evitar el sesgo al resultado

Mucho en la vida es incertidumbre, no existe una respuesta correcta para muchas de las preguntas que involucran riesgo e incertidumbre. Por esta razón, muchas personas tomamos decisiones que consideramos racionales y que aparentan ser correctas, sin embargo en ocasiones el resultado no es favorable. De esta manera el “sesgo al resultado” propicia asignar mucho énfasis a lo que ocurre actualmente y no tanto a la calidad de la decisión hecha por sí misma. 

En un trader, los malos resultados detrás de una “buena lógica”, pueden propiciar dudas hacia sus próximas decisiones. Tienes que evitar que sea así.


#7 No confíes en la información de fácil disponibilidad

Según Curtis M. Faith, tenemos una  tendencia a confiar demasiado en información de fácil disponibilidad. Esta es una de las razones más poderosas por las cuales muchos traders no venden oportunamente sus posiciones cuando suben: están “anclados” a los máximos recientes de precios. 

Ejemplo: “Bitcoin estaba en $20,000 USD, ahora están en $17,000. Va a subir, voy a comprar”. Y luego nunca volvió a los $20,000. 

Es importante analizar la información y tomar decisiones en base a ese análisis, sin dejarnos llevar. El juego es largo y complejo, no podemos dejarnos influenciar. 


Prueba el bot de Xcapit y comienza a invertir

La forma más fácil de invertir en criptomonedas está en tus manos.

Prueba nuestro bot
Descarga xcapit